Lo mejor de ser cuarentona

Todo lo que no hice durante mis años mozos me dio por hacerlo cuando estoy próxima a cumplir 40. Pareciese que escalar hacia el cuarto piso en vez de robarle la energía y quitarle la fuerza a las personas para llegar a la cima, nos diera, más bien, un fuerte empujón para subir a toda. Y es que si nos ponemos a pensar, los 40 son casi la mitad de nuestra vida.

Ir al gimnasio y a bikram yoga es mi terapia

Ir al gimnasio y a bikram yoga es mi terapia

Es el momento de concretar nuestros sueños, de dejar aflorar nuestras pasiones, de chulear los pendientes, de experimentar lo que antes nos daba miedo, de definir cómo queremos llegar a viejos, de soltarnos de ataduras pasadas, de hacerle filtro a las personas que nos rodean y, por supuesto, de caminar con paso firme. Y la razón es que ahora tenemos algo que no nos acompañaba cuando teníamos 20: conocimiento y experiencia. De ahí, que el margen de error se reduzca tanto como el tiempo, que también corre más rápido cuando se llega a esta edad.

Y si bien aún no recurro a las cremas antiarrugas para retrasar esta carrera contra el reloj, sí lo hago al ejercicio y a la alimentación saludable como mi tabla de salvación. Y no porque quiera verme bella, pues esto llega por añadidura cuando uno toma el control de estos dos aspectos de la vida, sino porque quiero estar físicamente saludable y, en especial, mentalmente lúcida.

Tengo una herencia de Alzheimer que me persigue y a la que yo le camino bien rápido para que no me alcance. Sin embargo, no estoy exenta y cada vez que mi cerebro se comporta de manera extraña y me lleva a botar a la caneca las tijeras con las que corté las flores o a limpiar la máquina del vecino y no la mía cuando estoy en el gimnasio, me pongo alerta.

Si instagram cobrara por cada foto publicada, yo ya estaría arruinada

Si Instagram cobrara por cada foto publicada, yo ya estaría arruinada

He leído sobre el tema y sé que irrigar sangre y oxígeno al ‘coco’ me puede ayudar. Por eso, salto y brinco como loca cinco días de la semana y los otros dos me vuelco hacia el lado opuesto: Bikram yoga. Ese escenario donde el silencio, la quietud y la paz mental me permiten reencontrarme conmigo misma y oír mi voz interior, que con el paso de los días habla más fuerte y a la que, también con el paso de los días, le hago más caso.

Por este miedo a que algún día, quizás, se me escapen las ideas es que también hago juiciosa la tarea de escribir en este blog, de modo que el vocabulario no se agote y esta máquina que tengo sobre el cuello funcione a todo motor. A esto habría que sumar que saturo de fotos mi cuenta de Instagram, para que, si en algunos años la memoria me falta, yo pueda recurrir a esta plataforma para recordar lo que hacía cada día de mi vida. No en vano completé ya las 2.879 publicaciones. Basta leer la descripción de mi perfil -“Mi diario en fotos”- para que entiendan de lo que les estoy hablando. Eso sí, no quisiera estar en los zapatos de mis seguidores, quienes se tienen que enterar hasta de cuándo tengo el pelo sucio.

Pero, en fin, esto me hace feliz, como también me llena de dicha el hecho de verme rodeada de personas lindas, a las que antes no veía tan lindas, tal vez, porque reposaba sobre mí una nube negra, que me mantenía cegada. Redescubrirlas, luego de muchos años de amistad o lazos familiares -pues aplica en ambos casos- ha sido un verdadero despertar. También lo ha sido valorar los detalles pequeños, dejar de sobredimensionar los grandes, abrazar a cada persona que ya conozco y también a la que me acaban de presentar (los abrazos escriben historias nuevas), escuchar y disfrutar el silencio, reenamorarme de mi ciudad, bailar sola los sábados por la mañana sin importar que desde la calle me estén viendo y hasta hablarle a las matas.

Mejor dicho, llegar a los 40 ha sido lo mejor que me ha pasado. Por favor, no me dejen olvidarlo…

2 comentarios en “Lo mejor de ser cuarentona

  1. Nunca te dejare olvidar tus primeros 40. Ademas con esa memoria que tienes y con esa mente trabajando día y noche, tu enfermedad hereditaria jamas la tendrás.

    • No podría tener mejor ayuda de memoria que usted. De cualquier modo, haré todo lo posible para que sus predicciones se cumplan, invirtiendo la fórmula de siempre. Es decir, no mente sobre cuerpo, sino cuerpo sobre mente ¡Esperemos que resulte! Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s