Niño a bordo

Siempre me cercioro de reservar la ventana cuando viajo en avión, pero en esta oportunidad, para poder quedar junto a mi esposo, me tuve que decidir por el pasillo. Desde allí, si bien no me pude despedir de Bogotá durante el despegue, lo cual me ahorró unas cuantas lágrimas, sí pude notar la presencia de…

En las nubes

Siempre sostuve que mi próximo pretendiente en la vida no saldría de un cuento de hadas, tampoco me lo presentaría una amiga como el mejor partidazo que podría tocar a mi puerta y menos llegaría el día en que estuviera más arreglada. Siempre supe que éste aterrizaría en el momento menos pensado. Quizás cuando fuera…

Whisky en las alturas

Dicen que el licor ahoga las penas y estoy por pensar que es cierto, pues tan solo han transcurrido 45 minutos y ya voy por el quinto whisky. No fue fácil encontrarlo, pues todas las tiendas a las que me acerqué sólo lo vendían en presentación de 750 ml., lo que me impedía pasar desapercibida…

Narcótico de la tercera edad

A la famosa frase “juventud, divino tesoro”, yo sumaría otra que diga “vejez, divina sabiduría”. Y es que cuando uno se encuentra en el punto medio entre los dos grupos, ambos le parecen igualmente atractivos. Con el primero, tiene la posibilidad de volver a los años mozos, en los que frecuentaba los sitios de moda…

Felicidad en las alturas

Día de la Mujer, Día del Hombre, Día de la Madre, Día del Niño, Día del Padre, Día de la Secretaria, pero ¿Día de la Felicidad? ¿Por qué no nos habían hablado de esto? O, por lo menos, no a mi. De ahí que no haya podido ocultar mi asombro cuando me topé con esta…