El día sin padre

Nueve años después lo sigo llorando. La penúltima vez que visité el cementerio fue justo el Día del Padre del 2014 y no porque lo planeara, pues esta festividad la borré de mi cabeza desde que él se marchó, sino porque al regreso de un inolvidable viaje por Boyacá sentí la inmensa necesidad de hacer un…