La dieta del roscón

Durante mi caminata de ayer por el centro de Bogotá hice una parada en la calle 22 con carrera 8, más exactamente en una tienda de accesorios para celulares. Al ingresar, me topé con un hombre de cerca de 50 años, camisa a cuadros, tez trigueña y porte de comerciante, quien, sentado en una silla…