¡Me gané la lotería!

El calor era infernal. La app del clima marcaba más de 40 grados centígrados en Austin, ciudad en la que residimos, así que no quedaba más que refrescarnos de alguna manera. Se me antojaba un açaí bowl, que venden en la esquina del edificio y que me recuerda a los granizados que comía de niña:…

El cumpleaños de mi ex

Los divorcios son traumáticos para muchos, pero para mí no, pues el día que me despedí del que fue mi esposo durante cinco años y novio durante otros ocho, le di la bienvenida a mi mejor amigo. Y no era para menos. Estaría loca si quisiera dejar ir de mi vida a uno de los…