Abrazo a un N.N.

Una de las creencias que nos ha perseguido por años es que los abrazos fueron especialmente diseñados sólo para nuestros seres queridos, amigos y conocidos. Pero, ¿por qué no algún día estrechar los brazos de un extraño? El es Pablo, funcionario de la Cámara de Comercio de Bogotá (sede Chapinero) y mi primera víctima a…