La fruta de la discordia

Ese día me levanté de malas pulgas conmigo y con el Universo entero. La razón: ninguna en particular. Simplemente, las ganas de reclamar atención, de resistirme a perder el control y la terquedad férrea de vivir en el futuro y desperdiciar el presente. Molesta y sin ganas, accedí entre dientes a ir desayunar afuera del…

En las nubes

Siempre sostuve que mi próximo pretendiente en la vida no saldría de un cuento de hadas, tampoco me lo presentaría una amiga como el mejor partidazo que podría tocar a mi puerta y menos llegaría el día en que estuviera más arreglada. Siempre supe que éste aterrizaría en el momento menos pensado. Quizás cuando fuera…